The bricoleurship


“Elogio del bricoleurship 

Joan Vinyets, Febrero 2012

 La innovación, pienso, implica la adopción y el desarrollo de nuevos conocimientos y herramientas que permitan cambiar o cuestionar los marcos preestablecidos, ya sean éstos culturales, sociales, políticos o económicos. Por ello, creo que la base para abordar la innovación –si realmente queremos cambiar el mundo- se concreta en la capacidad de cambiar nuestras mentalidades. Hay que partir de la idea de que la clave para la innovación no está en el uso correcto o incorrecto de las herramientas utilizadas, ni en la imposición de herramientas o conocimientos específicos (design thinking, transformative thinking, entrepreneurship, etc.) sino en la capacidad de adquirir una “mentalidad adecuada” donde la inspiración por ideas y herramientas alternativas, junto a la capacidad por ver las situaciones o contextos desde una nueva perspectiva sean la base sobre la cual crear valor.

De hecho, en mi opinión, la idea de la innovación difícilmente puede ser planteada y producida de forma directa, pues implica comprender y transformar verdaderos “ecosistemas”. Frecuentemente, presupone cuestionarse el marco preestablecido planteando nuevas formas, ambientes de estimulación y “mentalidades” facilitadoras y transformativas como la del bricoleur.

 ¿Bricoleurship?

 Hoy, más que nunca, es necesario adoptar un nuevo rol, el del bricoleurship. Un rol que se debe basar en la necesidad de ser críticos con la mentalidad existente en los procesos de generación de valor abordados desde la especialización y el conocimiento fragmentado. Puesto que la innovación de verdad sólo es posible si cambiamos nuestra forma de aproximarnos al proceso de crear nuevas ideas y transformarlas en valor para la sociedad.

Mediante la utilización del concepto del bricoleurship quiero presentar un marco de referencia y reflexión para explorar algunos factores clave en la brektrought innovation, basándome en mi “viaje personal” entre la antropología y el diseño.

Con el elogio del bricoleurship, propomgo la adopción de una actitud de alguien que tiene la capacidad de adaptarse a múltiples y diversos retos, siempre desde una aproximación distinta y sin ideas ni herramientas predeterminadas. A diferencia del especialista, las herramientas del bricoleur son concebidas, desarrolladas y adquiridas junto al propósito del reto. Trabaja con “lo qué está a mano” y también sabe “pensar con las manos”. Su stock de herramientas es limitado pero sus combinaciones infinitas, pues su aproximación heterogénea a cada situación le permite renovarlo o enriquecerlo con los resultados y experiencias obtenidas.

Sus recursos son infinitos; no tienen un único uso determinado, sino que cada nueva situación es una oportunidad para reconsiderar el conjunto de recursos que permiten crear valor: crea a partir de combinar lo existente. Algo que vá más allá del espíritu emprendedor del que todo el mundo ahora habla.

Para explorar este cambio, desde mi experiencia professional sintetizaría aquello que caracteriza la mentalidad transformativa y actitud del bricoleurship en tres principios fundamentales:

  • Todo conocimiento tiene la misma dignidad
  • Todas las herramientas aportan valor
  • Toda situación implica una aproximación heterogénea

Se trata de un “conocimiento científico” que tiene la capacidad de ser transformativo y que permite ser formulado más allá de los términos de un proyecto típico con su set de herramientas específicas y predeterminadas.

 ¿Por qué el bricoleurship?

Cuando miro hacia atrás y veo el camino que he realizado hasta hoy, me doy cuenta de que éste se ha caracterizado por la búsqueda constante de conocimientos, herramientas y aproximaciones para crear valor y cambiar alguna situación: desde los conocimientos y herramientas del antropólogo, que intenta comprender cualquier realidad, a los conocimientos y herramientas del diseñador, que intenta transformar y crear una nueva, ya sea ésta un producto, un espacio o un servicio. Esa búsqueda continúa y continuará, pero lo más importante para innovar y aportar valor de verdad ha sido darme cuenta de que lo fundamental no está en la búsqueda de esas herramientas y conocimientos específicos, sino en la capacidad de adquirir una mentalidad que nos permita aproximarnos de manera heterogénea a cualquier situación; es lo que yo defino como la mentalidad y actitud del bricoleurship. #innovation

Be first to comment