Brasil 2016 y el “altruismo” de las marcas


Verano, Brasil 2016 y RSC…?

Estamos cerca del final del verano y de las vacaciones. Es tiempo de re-iniciar el trabajo y las obligaciones. Seguramente muchas personas han aprovechado de este descanso veraniego para reflexionar y recargar energías. En muchos casos la vuelta al trabajo también coincide con la voluntad de querer hacer las cosas de forma distinta. Quizás en muchas empresas este nuevo inicio significará el querer introducir cambios, hacer las cosas mejor, mucho mejor y, a lo mejor de una forma más responsable y, esperemos, más ética y altruista.

Altruismo de verdad…?.

Posiblemente también las grandes marcas, que han destinado millones de publicidad en las recién terminadas Olimpiadas de Brasil, estén repensando sus nuevos planes y acciones de Marketing, de Comunicación y, como no, de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Puede ser que incluso estén discutiendo sobre cómo mejorar su imagen y presentarse ante sus clientes como empresas que hacen un gran esfuerzo para mejorar la sociedad, para destinar recursos a “hacer el bien” bajo el paraguas de su política altruista de RSC. Ocupadas en sus nuevas estrategias, quizás no se han dado cuenta que el “hacer el bien” es algo que debe demostrarse en los momentos de necesidad, especialmente cuando concierne con los derechos humanos.

Por eso, me sorprende que estas grandes marcas, que destinan millones a su acción “altruista” no hayan reaccionado para “hacer el bien” y ayudar al atleta de Etiopía Feyisa Lilesa, plata en la maratón de los Juegos de Brasil, y que por el momento sigue en Brasil sin poder volver a su país, a causa de realizar un polémico gesto en contra de su Gobierno en la línea de meta. Como siempre, los ciudadanos han tomado la iniciativa en las redes digitales para ayudar de forma espontánea y recaudar dinero. Mediante una campaña en internet han logrado recaudar casi 50.000 dólares en menos de 24 horas para que el atleta etíope pueda pedir asilo en Estados Unidos u otro país. Su iniciativa es una verdadera lección de altruismo , que no se preocupa de la etiqueta de la RSC, y que tiene un claro objetivo: ayudar a las otras personas, a las que lo necesitan.

Al final el “hacer el bien” quiere decir practicar el altruismo. Esta actitud y acción altruista, tal como explica William MacAskill, @willmacaskill, en su libro “Doing Good Beter” requiere no solo de querer hacer el bien, sino de hacerlo mejor. Ahora que terminan el verano y las vacaciones y empieza el retorno al trabajo, quizás es hora de que las grandes marcas se pongan a hacer el bien mucho mejor.

Be first to comment